Guillermo Narvaja, creador de Radio Cut: “Tenemos 900 mil usuarios por mes, 6.000 recortes por semana”

Página original

Guillermo Narvaja, creador de Radio Cut: “Tenemos 900 mil usuarios por mes, 6.000 recortes por semana”
Leonardo Martín y Lucas Molinari, Radio Gráfica
12 enero, 2020

La plataforma web RadioCut se ha convertido en una herramienta imprescindible para los amantes de la radiofonía dando un giro en el consumo en tiempos de streaming y de desprogramación de las audiencias. Lanzada en 2013, alcanza hoy los 900 mil usuarios mensuales que generan 6.000 recortes por semana. En una entrevista exclusiva de Radio Gráfica a Guillermo Narvaja, creador del sitio que tiene sus oficinas en Parque Patricios, contó la historia de RadioCut, su crecimiento, el presente, la importancia de contar con políticas publicas que promuevan la industria del software y el conocimiento en nuestro país.

Van apenas 20 años del comienzo de siglo. La humanidad atraviesa muchos debates, de toda índole, pero hay una certeza: el ingreso a una era novedosa en la historia de la humanidad con la irrupción de Internet desatando un profundo cambio social. A un ritmo vertiginoso, la economía, la vida cotidiana, el trabajo, el consumo de medios de comunicación, nombrando solo unos pocos aspectos, ha ingresado en un proceso de mutación de indefinible destino.
Haciendo un poco de zoom en la línea temporal y enfocando en los medios de comunicación, los últimos diez años marcan la aparición de una serie de actores con nuevos servicios con base en el streaming que permite un consumo a demanda, desprogramado de la linealidad de una hora de emisión de un programa de televisión o de radio. Netflix, Spotify, Youtube, entre las plataformas más conocidas.
Bueno, toda esta introducción, un tanto pomposa, es para describir, para situar en contexto la historia del sitio web RadioCut, una herramienta original, de enorme utilidad y practicidad, que sintetiza varias de las líneas históricas descriptas. Además, como punto a destacar, una idea y desarrollo nacional de una empresa argentina que tiene sus oficinas en Parque Patricios, barrio que es parte del distrito tecnológico de la Ciudad de Buenos Aires.
Guillermo Narvaja es cofundador, junto a Milena Armada, de RadioCut, una plataforma hoy imprescindible para el mundo de la radio argentina. Como otras plataformas, contiene centenares de radios, pero con una particularidad: la intervención de los usuarios generando recortes, seleccionando los momentos destacados que se pueden escuchar desde la propia plataforma o compartir por redes sociales. Una síntesis de los debates más importantes de la agenda mediática y al mismo tiempo un invaluable archivo radial. Entrevistas, editoriales, peleas al aire, diálogos de todo tipo, frases célebres son recortadas por los usuarios para que otros usuarios escuchen. Un esquema torrentoso, un poco anárquico, acorde al nervioso consumo de noticias y medios en la era de internet.
Además, una continuidad de una rica historia de la Argentina en relación a la radio a pocos meses de cumplirse el centenario de la primera emisión radiofónica en el país y pionera en el mundo con los denominados Locos de la Azotea.
“Tenemos 900 mil usuarios por mes que escuchan 1,6 millón de horas por mes de radio. Tenemos, además, un grupo de 50 mil usuarios fieles de la aplicación que escuchan en promedio 20 horas por mes”, cuenta Narvaja. “Todo lo llevamos adelante con un equipo de apenas tres personas, dos de ellas con trabajo part time”, relata.
El sitio fue lanzado en octubre de 2013, las pruebas para poner a punto la web habían comenzado en el año 2010. “Al principio la instalación fue costosa porque la gente no entendía, empezamos a crecer en febrero de 2014 a un ritmo de 10% mensual en los ingresos”, recuerda.
“Hoy tenemos 6.000 recortes por semana. Estimamos que casi el 80% de los recortes lo hacen oyentes, el resto sí a lo mejor son productores de radio. El sitio alberga a 1000 radios, 700 son de Argentina, el resto de Uruguay, Brasil, Chile e incluso tenemos de países de Asia como India y Malasia”, detalla. Estos últimos dos países como parte de una apuesta por desarrollar la plataforma en Asia.
“Cuando empezamos, las primeras 50 radios que metimos fueron las principales, las más conocidas, pero también dejamos espacio para radios comunitarias. Todos los meses se van sumando nuevas emisoras, es un sector al que hemos buscado darle lugar”, señala Narvaja.
Como ocurre en las redes sociales, el peso de las notas y recortes más escuchados, suelen ser de aquellas más conocidas o con los periodistas más populares, pero también es cierto que hay una apertura en la que suelen aparecer recortes muy viralizados de radios más pequeñas que, quizás, de otra manera no trascenderían.
“Radio Cut tiene sentido con la radio hablada. Hoy el consumo de música en la radio está bajando porque están los servicios on demand como Spotify”. Pese a la abrumadora oferta de medios y redes sociales, la radio mantiene una vigencia sorprendente. Se va transformando la forma de consumo, pero evidentemente ocupa un espacio en la vida de las personas, con una calidez y una adaptación a la vida social envidiable para otros medios. Nada se pierde, todo se transforma y se adapta.
¿Cuál fue el disparador para la creación de RadioCut? Como toda idea sintetiza diferentes aspectos. En primer lugar un contexto social con una determinada tecnología que permite su irrupción, entre ellos la masificación de los smartphones. En segundo lugar, conocimiento del rubro tecnológico. La dupla Narvaja- Armada son socios en otros emprendimientos y, por ultimo, Narvaja acota “ser un gran oyente de radio”.
“Tenía una necesidad de no perderme un programa por irme a trabajar o mandarle un fragmento que había escuchado a alguien. Hace 50 años la única manera de escuchar la radio era en vivo, pero hoy existen estas posibilidades de escuchar on demand, de consumir las cosas cuando uno quiere. Hay un público que es fiel a un programa”, indica.

LA IMPORTANCIA DE LA SOBERANÍA TECNOLÓGICA

La era de Internet trajo cambios obligados en los modelos de negocios de los medios de comunicación. Adaptarse a los cambios tecnológicos o quedarse en el camino y perder relevancia social. Darwinismo 100%. Capitalismo 100%.
Los medios tradicionales han tenido que adaptarse a una competencia de medios online, que se amplió con actores como Google, Facebook, Instagram, Twitter, entre los más conocidos, que canibalizan contenidos y concentran cifras monstruosas de publicidad.
RadioCut es una idea original, no hay otro sitio que haga algo similar, al menos de los conocidos en Argentina. Puede tener competencia con Youtube, donde también se vuelcan en formato de vídeo momentos de radio, pero no en la extensión y sencillez de la plataforma argentina.
Necesita el contenido de las radios tradicionales, los recortes de los usuarios, y al mismo tiempo, esquema en el que algunas de esas radios tradicionales -unas pocas, vieron una competencia al perder el control de los canales de difusión de sus propios contenidos.
¿Cómo se financia? “Los ingresos de Radio Cut provienen en un 50% de publicidad en el sitio web y en la aplicación para smartphones, una publicidad automatizada que es de Google. Tenemos la cuenta premium para no escuchar la publicidad y la Plus para un uso más profesional que te permite descargar recortes. Más servicios a empresas que monitoreo de medios”, detalla Narvaja.
“Google nos provee de publicidad, con anunciantes argentinos, con visitantes argentinos, pero en el medio se lleva un 35% por haber puesto una tecnología. Si yo quisiera hacer una plataforma en Argentina, tengo que pagar impuestos, Google no paga impuestos en ningún lado“, se lamenta el creador de Radio Cut abriendo un debate: la necesidad de avanzar en la soberanía tecnológica y de avanzar en controles a nivel local sobre los gigantes tecnológicos.
“Las empresas tecnológicas más importantes tienen una ingeniería impositiva que le permite no pagar impuestos en ningún lugar del mundo. Si se puso un impuesto del 30% a quienes viajan al exterior, ¿Por qué no se le puede poner un porcentaje a la publicidad en Facebook?”, propone.
“Lamentablemente, en el plano tecnológico, es muy difícil pensar en reemplazar sobre todos empresas tecnológicas como Facebook, Twitter y empresas donde hay efecto de red muy grande, lo mismo ocurre con WhatsApp”.
“En aquellos sectores que tienen un efecto de red tan grande es imposible pensar cómo vas a poder reemplazarlo. Como país soberano tengo que pensar cómo hago para regular su comportamiento en tema de privacidad e impuestos“, puntualiza.
Un ejemplo. “Facebook abrió en Argentina una oficina de 20 o 30 personas para vender publicidad (mayo 2014). Tuvo a Cristina y a Macri visitando la sede y sacándose fotos. Ahí te agarrás la cabeza porque a lo mejor una empresa local tecnológica local tiene esa misma cantidad de trabajadores, genera ingresos para Argentina, mientras Facebook la envía al exterior y no tenemos esa foto”.
El desafío, plantea Narvaja, es generar desarrollo de proyectos en el país. “Hoy, lamentablemente, más rentable vender las horas de desarrollo a Google, el tema es que a largo plazo te deja en un círculo de mayor dependencia“, concluyó
Debates inevitables que se abren en la economía 2.0, estructurales para el futuro del país. Modelo con desarrollo y conocimiento local o meros consumidores de tecnologías de importación neta, un debate que toma más relieve en un contexto donde el país necesita divisas para afrontar las renegociaciones del endeudamiento externo y financiar el crecimiento de una economía local recesiva. Una discusión, además, dónde se juega el eterno debate de la Argentina: Modelo de desarrollo con autonomía apostando a ser un actor dinámico en el mundo global o un modelo dependiente de baja intensidad productor de materias primas.

¿QUÉ POLÍTICAS PÚBLICAS NECESITA LA INDUSTRIA DEL SOFTWARE Y EL CONOCIMIENTO EN ARGENTINA?

“La ley del Software y su continuación, la ley de Economía del Conocimiento es un muy buen contexto desde lo impositivo para los emprendimientos tecnológicos como RadioCut”, explicó Narvaja.
“Tal vez la pata faltante es lo que se llama inversión de capital de riesgo, que en Argentina por distintos motivos es escaso. El Estado podría tomar ese rol y aportar dinero a las empresas tecnológicas prometedoras y que trabajen en áreas que quiera desarrollar. A cambio, que reciba un porcentaje de la empresa, de manera que si la empresa resulta exitosa, hay un retorno de esa inversión que permita seguir invirtiendo en nuevas empresas tecnológicas y/o devolverlo al resto de la sociedad”, propone.
“También el Estado, como actor importante de la economía, desde el gobierno y desde las empresas estatales como YPF, Aerolíneas, bancos públicos, podría ser uno de los primeros clientes de muchos emprendimientos innovadores, favoreciendo al mismo tiempo el desarrollo de estos emprendimientos y la eficiencia del propio Estado”, sintetizó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s